FOLILCO

MISIÓN DE VIDA 2020

1/4

Descripción

 Folilco es una pequeña localidad rural ubicada en la Región de Los Lagos. Con una comunidad compuesta esencialmente por adultos mayores, el desafío de este año estará orientado a aumentar el nivel de involucramiento juvenil al interior de la zona.

 Comprendiendo la dificultad que supone el volver a encantar a este grupo con la fe, hemos definido una serie de dinámicas que apuntan a renovar su concepción eclesial. Asimismo, trabajaremos junto a Trabajo País en la construcción de un punto de encuentro para que las distintas generaciones puedan interactuar entre sí.

 

 Con la intención de ser puentes de unidad en el sector de Folilco, los invitamos a unirse a nuestra zona este invierno.

 

¡Con el amor de Cristo,

encendamos la esperanza!

Información

Carreras

Agronomía

Ciencias

biológicas

Jefes de zona

José Ignacio

Torrealba

+56966280089

Magdalena

​Álvarez

+56956073808

Felipe Villagra

“El haber participado como voluntario de estas misiones 2019 en la zona de Folilco, fue una tremenda
experiencia. En primer lugar, al ser una zona mixta me permitió misionar y construir, conociendo así
a grandes familias de la zona, de las cuales tengo los mejores recuerdos. Por otra parte, el grupo
humano de voluntarios fue excelente; todos jóvenes dispuestos a dar lo mejor de cada uno para
entregar el mensaje de Cristo a la comunidad, con lo que me pude dar cuenta que aún existimos
jóvenes dispuestos a reconstruir nuestra iglesia. Finalmente y lo más importante de estas misiones,
fue que me permitieron reencontrarme con Dios, ya que muchas veces por motivos de Universidad,
de tiempos, “x” situaciones, se pierde un poco el “foco”, pero terminadas estas misiones logré
recuperar esa relación con Cristo, que en su momento se había visto un poco dañada. Por esto y
mucho más, me quedo con los mejores recuerdos de estas tremendas misiones”

Testimonios

Magdalena Álvarez

“Folilco es un lugar donde me di cuenta que la gente puede ser feliz con cosas muy sencillas, siendo
humildes y que con un poco de compañía y conversación puedes hacerle el día, que siempre va
haber gente que necesita de tu ayuda. Salí muy contenta con esta zona. La formación e instancias
de oración fueron buenísimas, me sirvieron mucho para estar más cerca de Dios. El grupo era muy
apañador y aprendí mucho de cada voluntario. Además siendo una zona mixta con Trabajo País , fue
todo un desafío sacar la zona adelante. El trabajo en equipo y ayudarse unos a otros fue clave. Si me preguntan si volvería a la zona, no dudaría en decir que sí”

Ignacia Munita

Constanza Montero

“Sin duda Folilco es una de las zonas que más me ha marcado en mis experiencias misionando. Me impresionó la acogida que nos dieron, todos con las puertas abiertas, muy cariñosos. Era muy evidente la enseñanzas del evangelio, se veían reflejadas en esas familias que te confiaban sus historias, te ofrecían un rico té, abrían sus corazones y que sin darse cuenta te entregaban tanto. Aprendí mucho de las personas de Folilco, te mostraban la sencillez de la vida, y lo fácil que es poner en práctica el amor a los demás, que con una sonrisa y un saludo cariñoso podía marcar la diferencia. Lo trágica que fue la despedida me hace pensar en el vínculo que se pudo generar con la gente de la zona, en tan solo 10 días, estoy segura que tanto voluntarios como la gente de allá, aprendió y enseñó algo nuevo, nadie quedó indiferente. Volvería feliz, es una zona que marca y muy fuerte, y los paisajes son realmente una maravilla.”

“¡Fue una experiencia increíble! He ido a varios trabajos y misiones, pero esta vez fue la mejor de todas, no sólo por los vínculos que formamos, sino que por la auténtica entrega que hubo, incluso cuando todo era incierto. Pero a la vez, todo resultó bastante milagroso. Esos diez días no fueron en compañía de desconocidos, fue estar en familia, reírse desde que despertabas hasta que te acostabas, fue conocer al otro sin máscaras, fue ser uno mismo, y lo más lindo de todo, era ver a Cristo constantemente en todo y en todos. Ir a trabajos o misiones es aterrizar y recordar lo que realmente importa... ¡Vayan! ¡No se van arrepentir!”