PUERTO MONTT

MISIÓN DE VIDA 2020

1/6

Descripción

 Puerta Sur es una población relativamente nueva ubicada al interior de Puerto Montt. Si bien la situación de la zona es relativamente acomodada, la falta de comunicación existente entre sus habitantes y la baja participación en actividades pastorales han vuelto urgente la necesidad de misionar.

 Sumado a esto la gente del sector desconoce la existencia de una capilla en sus alrededores, por lo que el objetivo principal de este año es el de formar una comunidad que, inspirada por el Espíritu Santo, pueda guiar a sus coterráneos en el crecimiento de su fe.

 

 Con la intención de revitalizar la capilla de Puerta sur y atraer nuevos fieles a sus puertas, los dejamos cordialmente invitamos a unirse a nuestra zona este invierno.

 

¡Con el amor de Cristo,

encendamos la esperanza!

Información

Jefe de zona

Sebastián Candia

+56976241440

Nicolás Antúnez

“Diez días fueron suficientes no sólo para interactuar con la comunidad y escuchar grandes testimonios, sino que además fueron diez días dónde se logró formar un grupo motivador, que alentara a seguir misionando aún cuando las cosas no iban según lo esperado, sin perder las ganas, donde también vimos cómo se iban cumpliendo los objetivos planteados, que a ratos parecían esquivos, logrando un cambio tanto en la comunidad como en nosotros mismos”

Testimonios

Javiera Videla

“Puerto Montt fue la zona más al sur en pleno invierno en Misión De Vida 2019. Realmente hacía muchísimo frío; prácticamente todos los días llueve, pero es un lugar precioso no solo por su paisaje sino por su gente. La comunidad de Puerta Sur nos acogió poco a poco; no voy a mentir, siempre los primeros días cuesta un poco que se forme un ambiente de comunidad, pero efectivamente, con el paso de los días, la gente que nos había estado visitando y asistiendo a los talleres quedó con muchas ganas de seguir con estas actividades y compartir la Palabra de Dios día a día. Es por esto que cambió mi vida, me hizo ver que podemos sembrar algo que dio muchísimo fruto y que somos simples instrumentos de Dios. Él actúa y nosotros disponemos. Los recuerdos del frío que tengo del lugar se transforman en calidez cuando pienso en la comunidad que Dios logró unir”