Vocación

“Lo que interesa es que cada creyente discierna su propio camino y saque a la luz lo mejor de sí, aquello tan personal que Dios ha puesto en él”

 La vocación puededefinirse como aquella dirección vital definida en el ser y desplegada en el quehacer que afecta toda la vida de la persona. Pero más allá de su definición técnica es interesante que, de entrada, en la cristiandad comprendemos a la vocación como una dirección que implica todo nuestro ser, toda nuestra existencia. Es de un modo el camino por el que la vida personal transcurre.


No es novedad decir que la vocación se define en hombres y mujeres concretas, no existen vocaciones en el mundo de las ideas sino en la medida en que son encarnadas en alguien. Si bien hay direcciones o llamados universales en términos de vocación, por ejemplo, todos los que seguimos a Jesús estamos llamados a la santidad, esa vocación se hace verdadera, real, en la vida concreta de alguien. Por eso esta vocación a la santidad es tan particular y original en la vida de las personas, NO hay dos santos iguales en la historia del mundo, en la historia de la Iglesia.


Queremos poner al servicio de los demás la vocación que Dios nos muestra a cada uno, de manera única e irrepetible, pues sabremos que así, de ella, saldrán muchos frutos. 

Material