RETIRO

MISIÓN DE VIDA 2020

1/6

Descripción

 Retiro es una pequeña localidad ubicada en la región del Maule, cuya comunidad se distingue esencialmente por la amplia pluralidad de credos que coexisten.

 

 Asimismo, otro de los grandes problemas que enfrenta la zona es la baja participación de jóvenes en las actividades pastorales. A la luz de los hechos, la misión de este año será un elemento crucial para el desarrollo espiritual de la zona.

 

 Anhelando el volver a encantar a las generaciones lozanas con la alegría inherente de ser católicos, y esperando llevar el mensaje esperanzador de Dios a todos quienes aún no lo conocen, los invitamos a participar de nuestra zona.

 

¡Con el amor de Cristo,

encendamos la esperanza!

Información

Jefes de zona

Cristóbal Lecaros

+56986548698

Isidora Estévez

“Mi experiencia en MDV sin duda que nunca se me va a olvidar. Al estar a cargo de la zona de Retiro fueron muchas las cosas que aprendí y me llevo.

Me marcó mucho el cariño, disposición y alegría de la gente que nos recibió en la zona, y el que con algunos de ellos sigamos en contacto hasta el día de hoy.

Me impresionó también como detrás de cada formación, misión y los talleres se veía el foco del proyecto que era poner nuestro vocación y carrera al servicio de la misión”

Testimonios

Javiera Fuenzalida

“Me inscribí a MDV siendo novata sin saber a lo que iba y mucho menos que era misionar. Hoy puedo decir que ha sido una de las mejores cosas que pude hacer. Es increíble la conexión que sientes con Dios en esos diez días, ves a Cristo en cada uno de los voluntarios y en cada persona que conoces en la comunidad. He vuelto a ir dos veces más a la misma zona y si le pudiera dar un consejo al que está leyendo esto, es que le dé una oportunidad a este increíble proyecto”

Adolfo Cadenas

 “Uno descubre que Dios es capaz de llenar cada experiencia de algo nuevo y que cada día que tienes ahí es una posibilidad de encuentro y de entrega. Encuentro con los misioneros en la rutina del día a día, en el conocer sus historias de fe, el cómo llegaron a la zona, etc. Todo eso genera una sinergia muy buena en torno a la fe, y eso lleva al segundo punto, la entrega. La entrega la vives no solo visitando a la comunidad, acompañando a quienes están más solos y compartiendo sus historias, sino que también en la interna, en cuanto colaboras con Dios en avivar la llama de la fe en cada uno de los misioneros, para que vuelvan a sus realidades transformados y con ganas de seguir a Cristo”