Z O N A S   

P E R M A N E N T E S

MISIÓN DE VIDA 2020

¿Qué son?

 Son zonas que se visitan constantemente a lo largo del año, con la finalidad de hacer un seguimiento más profundo al desarrollo espiritual de las comunidades. De este modo, misioneros y misionados disponen de un período de tiempo más prolongado para la consecución de sus objetivos comunes.

 

 En esta misma línea, las zonas permanentes nos recuerdan que la Misión no es un proceso que se pueda experimentar solo diez días al año, sino que debe convertirse en un elemento propio de nuestro día a día.

 

 Asimismo, su ejemplo nos muestra que no es necesario recorrer una gran distancia para misionar, ya que muchas veces las verdaderas necesidades están más cerca de lo que pensamos.

 

Objetivos

Formar discípulos misioneros

Actuando en concordancia con una actitud de misión permanente, esperamos entregar las herramientas necesarias a las comunidades visitadas, para que estas puedan fomentar nuevas actividades pastorales al interior de su localidad.

Instaurar un espíritu de comunión

Siguiendo el ejemplo de los primeros discípulos, disponemos libremente de nuestros talentos para contribuir en la creación de una comunidad de vida, centrada en las enseñanzas de Jesús. 

Promover la oración

Inspirados en el santo evangelio, aspiramos a reforzar la importancia de este elemento para el crecimiento de nuestra fe. Mediante el rezo nos reconocemos personas humildes de corazón, que buscan aquel gozo que solo Dios puede infundir en nuestros corazones.

macul 2.jpg

M A C U L

Descripción

 Macul es una zona ubicada a quince minutos del campus San Joaquín de la Pontificia Universidad Católica. Con dos misiones previas, se ha convertido oficialmente en la zona permanente más longeva de Misión de Vida.

 

 Este año la Misión se llevará a cabo en los sectores aledaños a la capilla Nuestra Señora de los Milagros, siendo el objetivo principal de este semestre el consolidar la pastoral juvenil conformada durante el período anterior.

 

 Dadas las condiciones adversas por las que atraviesa nuestro país, es que te invitamos con más fuerza que nunca a participar de este proyecto, poniendo tu vocación al servicio de los demás.

 

¡Con el amor de Cristo,

encendamos la esperanza!

1/3

Juan Ignacio Díaz

“Para mí Macul marcó un hito importante en mi vida. Fueron diez días donde viví de verdad la coherencia de ser ejemplo de Cristo en  la cotidianidad, no alejándome a lugares desconocidos, sino que inmerso en la ciudad donde convivimos en el día a día con tantas tentaciones, y donde muchas veces ocultamos nuestra fe por el miedo al qué dirán. Macul fue el lugar donde conocí a tanta gente enamorada y necesitada de Cristo”

Claudio Vicuña

“Fui a Macul, lo pasé bomba. El grupo extraordinario, y al ser zona permanente se nota que había mucho contacto y cercanía con la gente de ahí. Misión de vida me motivó a querer conocer más sobre apostolados de la Pastoral. Son los mejores”

María Paz Alessandri

“¿Que significo para mí trabajar en Macul?  Creo que fue una oportunidad muy especial trabajar en una zona permanente, pero sobre todo saber que estoy creando lazos, visitando y misionando a las personas que viven al lado de donde pasamos gran parte de nuestro día, todos los días. Creo que muchas veces nos vamos a buscar la necesidad a los rincones mas lejanos de nuestro país, cuando hay personas que viven solas, que necesitan compañía o un poco de impulso para llevar la Iglesia en su comunidad que están más cerca de lo que imaginamos”

Testimonios