San José

 José de Nazaret fuel el esposo de María y padre putativo de Jesús. Este humilde carpintero de Judá, fue encomendado por Dios para ser el custodio de la familia del tan anhelado Mesías.

 

 Aunque en la Biblia no tengamos demasiada información sobre su vida, la tradición cristiana lo exalta como una de las figuras más representativas de la vida paternal, sencilla y laboriosa.

 

 Sin duda alguna no debió ser fácil planear y diseñar el camino para quien se convertiría en nuestro redentor, pero con sus actos de fe, amor y de protección abrazó la voluntad de Dios, y perseveró en ella hasta el final.

“Tú que mantuviste a la Sagrada Familia de Nazaret

con el trabajo de tus manos”