San Alfonso

 Alfonso María de Ligorio fue un obispo y religioso redentorista. Se le ha denominado el reformador moral de su tiempo. Una de sus particularidades es que, pese ha haber sido criado bajo una estricta educación técnica, el santo fue capaz de desarrollar una profunda compresión del catolicismo en su esfera más práctica.

 

 Su vida fue una completa misión desde la academia hasta la vida pastoral, en la cual se preocupó especialmente por las almas más alejadas de Dios al interior de la ciudad de Nápoles.

 

 Asimismo se le atribuye la fundación de la congregación redentorista, la cual tenía por finalidad el atender la evangelización y el cuidado de los más humildes.

“Te adoro desde el abismo de mi nada y te doy gracias por todas las gracias que me has hecho”